Kilian Jornet vuelve a disfrutar de la competición en Kinabalu

A través de la revista Trail nos llega este relato que nos emociona ya que la retirada de Kilian en Cavalls del Vent fue una preocupación para los que le seguimos con admiración.

Hoy ha sido una carrera muy especial. Por el lugar, por los rivales y por todo lo que ha pasado antes. A las 7 de la mañana salimos disparados detrás de una decena de corredores malayos que parece que corrían el 100m lisos. Me pongo a rueda de Marco, empezamos a subir, el ritmo es alto, me engancho a sus pies e intento que no me deje atrás. Reviento. Me explotan las piernas y siento como se bloquean. Mierda!

Empiezo a subir a mi ritmo, me atrapa el corredor Japonés Toru, y me engancho a su rueda. No puedo dejarlo! Al llegar al refugio, a mitad de la subida nos atrapa Luis Alberto y empezamos a animarnos para irnos para adelante. Ni rastro de Marco.

Nos animamos mutuamente haciendo relevos. Marco nos dobla en la bajada, 4 minutos delante. Llegamos a la cima juntos. Empezamos a bajar y al llegar al final de la roca, me tiro para adelante. “Venga, a por el” me dice Luis Alberto. No lo creo posible. Pero me lanzo entre las escaleras, raíces y rocas lo más rápido que puedo. Perdiendo el control numerosas veces, sin llegar a anticipar. Pero sé que estoy bajando rápido. Los espectadores me dicen que me acerco a Marco. Tres minutos, dos minutos, un momento. Al final de la bajada por sendero. Travieso el puente, giro y veo a Marco delante. Acelero, paso a Marco que se pone a correr a mi lado. “estas bien?” le pregunto. Empezamos los 3 km de asfalto codo a codo. Acelero, oigo que sus pasos se alejan. Acelero más. Marco está unos 100m detrás. 1km, 900m, 700m, 500m, esprinto. Nunca hubiera pensado en atrapar Marco en la bajada. Han sido 2h37’08” de lucha y 56’24” de bajada de locura! La temporada se termina. Ha sido una temporada muy especia, dura, llena de emociones muy distintas. 15 carreras, 751km, 45.000m de desnivel y 77h con un dorsal. 13 victorias, 1 3a posición, 1 DNF. 5 continentes. Pero ha sido mucho mas que esto. Los números no pueden representar nada de las emociones que he sentido.

Han sido 3 carreras magníficas, de verdadera lucha. Giir di Mont, Sierre Zinal y hoy en el Kinabalu, siempre codo a codo con mi ídolo en este deporte, y en la actualidad el mejor en la corta distancia. Marco de Gasperi. Han sido bonitos viajes y carreras para descubrir, para divertirse. Australia, Grecia, California, UTMB, Sudafica. Han sido momentos duros, muy duros, donde por intentar estar presente en todas partes perdí la montaña y con ella las ganas de correr, de competir. Y luego, han sido semanas de placer en la montaña, para volver a Malasia, con la ilusión renovada. Ahora, descanso, no de horas en la montaña, que van a haber muchas, y a preparar la temporada de invierno. 18 semanas faltan para los Campeonatos de Europa de skimo! Let’s go!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s